Discos duros SSD

Las unidades de estado sólido o SSD (Solid State Drive) son una alternativa a los discos duros. La gran diferencia es que mientras los discos duros utilizan componentes mecánicos que se mueven, las SSD almacenan los archivos en microchips con memorias flash interconectadas entre sí. Por lo tanto, casi podríamos considerarlos como una evolución de las memorias USB.

Los SSD suelen utilizar memorias flash basadas en NAND, que como también son no-volátiles mantienen la información almacenada cuando el disco se desconecta. No tienen cabezales físicos para grabar los datos, en su lugar incluyen un procesador integrado para realizar operaciones relacionadas con la lectura y escritura de datos.

De todos los ssd en el mercado calidad/precio os recomendamos el que usamos nosotros en nuestros equipos tanto en los macbook pro como los portatil dell que usamos en la empresa, os recomendamos el SSD Samsung 860 evo.

Ahora que nos prestas atención aprovechamos para darte una explicación extensa sobre los ssd.

¿Qué es un disco SSD?

Como es habitual, sus siglas corresponden a un acrónimo anglosajón. En este caso, Solid State Drive, es decir, unidad de estado sólido. O, más común, disco duro sólido.

Una de sus principales características, también lo es del disco duro HHD (Hard Disk Drive) tradicional, es que utiliza memoria no volátil. Para entendernos, lo que ‘escribimos’ en estos discos no desaparece cuando se apaga el sistema.

Básicamente el SSD hace lo mismo que un HDD, pero el almacenamiento de datos en chips de memoria flash interconectados permiten conservar los datos incluso cuando no hay energía.

La memoria flash ya es de común uso en dispositivos como teléfonos inteligentes o MP3 en detrimento de la unidad de disco duro. También es de uso mayoritario en los portátiles más modernos y en los terminales de mesa su expansión también es imparable.

Los motivos derivan de que la memoria flash es más ventajosa principalmente en dos aspectos: capacidad de compactarse y, como ya se adelantaba, en el comportamiento energético.

¿Qué formatos hay?

  • De 2,5 pulgadas: Es el más extendido. Si se va a montar dentro de un terminal hay que tener en cuenta que se ofertan con dos grosores distintos: 7 y 9,5 mm. Hay adaptadores para ganar una pulgada más de grosor.
  • Tipo M.2: Más moderno, pero no por ello más ventajoso ya que, precisamente, que sea más reciente le hace incompatible con muchos aparatos más antiguos (ya se sabe que en informática, lo antiguo se puede cuantificar hasta en meses).
  • Tarjeta para PCIe: Orientado a ordenadores de mesa. Va insertada en una ranura PCI (Peripheral Component Interconnect) de la placa base que es la usada para conectar tarjetas de extensión adicional a un ordenador. Suelen ser algo más caras y menos usadas.

Una vez explicado el porque recomendamos usar los SSD os mostramos un listado de otros SSD aparte del Samsung 860 evo que hemos recomendado anteriormente.

SanDisk 480G-G26 SSD Plus
SanDisk 480G-G26 SSD Plus
SSD Crucial MX500
Crucial MX500 CT500MX500SSD1